Jump to content

Recommended Posts

WolfEN.jpg

De madrugada. El mundo se congeló en anticipación al amanecer. Un hombre decente duerme en un momento como este. Pero una silueta, calentada solo por una cazadora de piloto y el sonido del motor de un vehículo blindado, prepara una trampa. Su objetivo son los matones que se han separado de los Adoradores del Fuego para iniciar aún más incendios. Por ello, empezaron a molestar a los agricultores e ingenieros de las aldeas de la zona. Wolfhound accedió a ayudar a los civiles. Por una tarifa razonable.

Como cazador experimentado, se despertó pasada la medianoche para colocar trampas al abrigo de esta oscuridad impenetrable. Wolfhound trabajó sin los faros encendidos, confiando solo en un dispositivo de visión nocturna. No debía ser descubierto. Tras activar el mecanismo del último “Kapkan”, se puso a cubierto. 

Sus objetivos tienen que atravesar el desfiladero — este es el único camino al pueblo. Wolfhound los estaba esperando. Activó el visor e inspeccionó el terreno. Finalmente, hubo movimiento. Apenas visible, incluso con las ópticas mejoradas del casco. Cinco vehículos, la velocidad era de unos 40-50 km/h. Pronto los faros cortaron la oscuridad, y el rugido de los motores llenó el espacio. Los vehículos ligeros, pintados con diseños de fuego desde el techo hasta las llantas, se acercaban a su posición. 

La presa misma tenía prisa en caer en la trampa — uno de los vehículos aceleró en la entrada del desfiladero, los otros dos lo estaban alcanzando, como si hubieran empezado una carrera. Ninguno escuchó el clic, lo que significaba que la mina se había activado. Al segundo siguiente, la parte inferior del primer vehículo blindado se había convertido en una parrilla. Los otros dos rodearon instintivamente al “ganador” de la carrera. Pero los buenos reflejos y los frenos no los protegieron de los “Kapkan”. Los arpones se dispararon, impidiendo que los vehículos se detuvieran.

Tres incendios cubrieron el desfiladero con un espeso humo negro. Los dos vehículos blindados que iban en la cola redujeron su velocidad y empezaron a buscar frenéticamente una amenaza. No está claro qué fue más aterrador - los tres armazones de los vehículos en llamas o el silencio que siguió. Pero el silencio fue rápidamente reemplazado por el chirrido de las ruedas y el rugido de un vehículo blindado que se acercaba. A eso siguió dos ráfagas de ametralladoras. Interrumpidas por el sonido metálico de escopetas, similar a los golpes del Sledgehammer. Y de nuevo todo quedó en silencio.

Estaba amaneciendo. Wolfhound recibió su recompensa de manos de los agradecidos agricultores. No sabía adónde iría ahora, pero estaba convencido de que habría trabajo para él en todas partes. A dondequiera que condujera la carretera, ese era su camino.


    ¡Debate sobre ello aquí!

    Link to post
    Share on other sites
    • Shakku changed the title to [Historias] Wolfhound
    Guest
    This topic is now closed to further replies.
    • Recently Browsing   0 members

      No registered users viewing this page.

    ×
    ×
    • Create New...